Titular de Green Card Gana Importante Decisión de FBAR

By January 19, 2024 No Comments
Aroeste

Un mexicano titular de una green card estadounidense ha ganado una importante victoria judicial respecto a las obligaciones y sanciones de la declaración de Cuentas Financieras y Bancarias Extranjeras. La decisión podría afectar contribuyentes similares.

Un Tribunal del Distrito de Estados Unidos le ha negado al gobierno estadounidense la moción y concedió que un titular de una green card con ciudadanía mexicana no está obligado a declarar Cuentas Financieras y Bancarias Extranjeras (FBAR).

El Tribunal del Distrito de Estados Unidos para el Distrito Sur de California en Aroeste v United States, ha negado la moción del gobierno de sentencia sumaria y concedió en parte la moción de Alberto Aroeste.

Aroeste, el cual pasa la mayoría de su tiempo en la Ciudad de México pero que ha residido en Estados Unidos, ha incurrido sanciones por fallar en declarar FBARs para el 2012 y el 2013 respecto a sus cuentas bancarias mexicanas. Mencionó que no necesitaba presentar una declaración por el Tratado Fiscal Estados Unidos – México

En cierto momento, un tribunal del distrito mantuvo a Aoreste parcialmente mientras esperaban a la decisión de la Suprema Corte de Estados Unidos en el caso Bittner v U.S.en sí mismo un caso histórico del FBAR que decidió a favor del contribuyente, Ahora los expertos llaman Aroeste un caso esencial en como los tratados fiscales aplican a las obligaciones y sanciones del FBAR.

Residencia

Alberto Aroeste nació en México y ha vivido ahí toda su vida, durante 60 años, asistió a la escuela y se casó con su esposa en ese país. Criaron a tres hijos en México y trabajó en esa nación como un ejecutivo para Continental Can Company de 1965 a 1992. Después de regresar por otra empresa mexicana, se retiró de nuevo antes del 2012.

Reside en México en donde administra sus bienes inmuebles, sus cuentas bancarias y de inversión extranjeras. Los Aroeste han vivido en la misma casa en la Ciudad de México por más de 50 años, sin embargo tienen una casa de dos recamaras en el estado de Morelos, México la cual compraron en 1994. La pareja también es dueña de un condominio en Florida que compraron en 1980, el cual usan para vacacionar; La mayor parte del tiempo que los Aroestes han permanecido en Florida han sido de tres semanas a un mes.

Alberto fue incentivado en 1980 para aplicar por el estado legal de la residencia permanente en Estados Unidos (también conocida como la green card) para facilitar sus viajes a Estados Unidos y calificar para el plan de beneficios complementarios de Continental. Todos sus detalles significativos de residencia como el lugar de votación, nexos sociales, servicio médico, teléfono y la mayoría de las cuentas financieras, se encuentran en México.

Estela Aroeste se volvió una ciudadana estadounidense naturalizada en noviembre de 2011 y fue una ciudadana durante los años en cuestión en las sanciones de FBAR. En este caso ambas partes acordaron que como Estela es una ciudadana y una “persona estadounidense” de tener que declarar un FBAR durante estos años. Ambas partes también han acordado que la sanción para Estela durante los años. Ambas partes también acordaron que la sanción contra Estela debería ser más pequeña que la cantidad evaluada por el IRS dada la decisión de la Suprema Corte acordadas en Bittner. Ambas partes han llegado a la resolución para el caso de Estela por $3,533.56.

El argumento de Estados Unidos

De acuerdo con los registros judiciales, un agente del IRS analizó la “presencia relativa” de los Aroestes en Estados Unidos del 2007 al 2017 con los registros de los estampados en el pasaporte y la información de inmigración y aduanas estadounidenses, así como registros de instituciones financieras, compañías de tarjetas de crédito, abogados, contadores públicos certificados y otros negocios. Los análisis muestran que Alberto Aoreste estuvo en Estados Unidos no más de 67 días en el 2012 (22% de su tiempo) y 57 días en el 2013 (19%).

Desde al menos 1992, Alberto ha sido un residente certificado de México para fines fiscales. Con respecto a las declaraciones fiscales estadounidenses, la pareja fue aconsejada antes de aplicar y participar en el Programa de Divulgación Voluntaria en el Extranjero (OVDP por sus siglas en inglés), lo cual hicieron en noviembre del 2014; recibieron la autorización de entrar al programa un mes después. En enero de 2016, un nuevo abogado de los Aroestes notificó al IRS que la pareja quería salirse del OVDP, citando un asesoramiento legal más completo.

Dos meses después, el IRS pidió confirmación que los Aroestes quería salirse. La pareja respondió con detalles y entregó las declaraciones corregidas para los años fiscales del 2008 al 2014 reflejando la aplicación de la ley bajo el tratado México-Estados Unidos (Formulario 8833 del IRS, “Divulgación de la Posición de Declaración Basasda en el Acuerdo bajo la sección 6114 o 7701(b)”, aunque Alberto Aroeste no declaró para los años fiscales 2012 y 2013 hasta octubre de 2016).

Al final el IRS procesó correctamente las declaraciones del 2008 y 2011 reflejando el tratado pero más tarde solicitaron la revocación de las declaraciones procesadas y el restablecimiento de las originales. Alberto declaró a tiempo las declaraciones fiscales originales para los años fiscales del 2015 al 2021 reflejando el ejercicio del tratado de ley y el IRS ha procesado y aceptado estas declaraciones.

Las examinaciones del IRS para los años fiscales del 2006 al 2014 continuaron de marzo de 2016 a abril de 2020, cuando el IRS finalmente determino las sanciones del FBAR en cuestión y más de $3 millones en otras multas por devolución de información y en algunos casos continuas.

Alberto pagó una pequeña porción de las sanciones del FBAR y declaró un reclamó de exacción ilegal. El gobierno contrademandó para asegurar el juicio para la porción del saldo que el IRS evaluó.

Salida de emergencia

El caso se reduce a si Alberto Aroeste es un “ciudadano estadounidense” para los requisitos de declaración del FBAR.

El gobierno argumenta que lo es por virtud de su green card. Los demandantes contienden que Aroeste es un residente mexicano bajo el tratado y está descalificado de ser una “persona estadounidense” bajo las regulaciones del FBAR.

El Tribunal determinó que Aroeste no había, fundamentalmente, abandonado sus protecciones bajo el acuerdo; sin embargo, Aroeste sí reconoció la validez de una multa de $1,000 por año para la notificación tardía de la protección del tratado. El Tratado Fiscal de México-Estados Unidos contiene una “prueba de desempate” para determinar la residencia de un individuo para los requisitos fiscales de declaración y de cierta información.

La prueba se basa en factores tales como la ubicación de una casa permanente: El gobierno de Estados Unidos argumentó que la green card le dio a Aroeste la residencia en Estados Unidos; la ley mexicana determinó que era residente de su país porque tenía una vivienda en México y más de la mitad de su ingreso en el año calendario habían provenido de fuentes mexicanas. Sus casas afuera de la Ciudad de México sólo habían sido usadas de manera recreativa y después por periodos muy cortos de tiempo. Otro factor es el “centro de intereses vitales”, o relaciones económicas y personales, las cuales la corte también determinó ser de para Aroeste, en México.

(La interpretación judicial del Tratado México-Estados Unidos recae en el lenguaje utilizado en ciertos términos como “hogar permanente” e “intereses vitales” cuando los tratados son firmados y en lenguaje modelo de los comentarios del tratado modelo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.)

“Este caso debería ser directo”, comentaron los abogados de Aroeste. “Alberto Aroeste es mexicano y su estilo de vida lo confirma. Según el tratado, debería ser tratado como un residente de México y no de Estados Unidos.”

Estados Unidos tiene acuerdos fiscales con docenas de países. Aroeste podría afectar millones de titulares de green card viviendo afuera de Estados Unidos y para quienes el gobierno estadounidense deberá respetar un nuevo nivel de acuerdo con respecto a las declaraciones de FBAR.

Tu especialista fiscal debe mantenerse al pendiente de esto y muchos otros problemas de riqueza, ingresos extranjeros y ejercicios fiscales. Si podemos ayudar, déjanos saber.

Acerca de la Autora

Alicea Castellanos es la CEO y Fundadora de Global Taxes LLC.  Alicea proporciona servicios personalizados de asesoramiento y cumplimiento tributario de los Estados Unidos a las familias de alto patrimonio neto y sus asesores. Alicea tiene más de 17 años de experiencia. Antes de formar Global Taxes, Alicea fundó y supervisó operaciones en una firma de impuestos boutique, trabajó en un prestigioso bufete de abogados global y firma de CPA. Alicea se especializa en la planificación de impuestos de los Estados Unidos y el cumplimiento para familias no estadounidenses con estructuras globales de protección de riquezas y activos que incluyen fideicomisos, propiedades y fundaciones que no son estadounidenses y tienen una conexión estadounidense.

Alicea también se especializa en inversión extranjera en bienes raíces estadounidenses, y otros activos estadounidenses, planificación fiscal antes de la inmigración, asuntos de expatriación de los Estados Unidos, personas estadounidenses en recibir regalos y herencias extranjeras, cuentas extranjeras y cumplimiento de activos, divulgaciones voluntarias en el extranjero/amnistías fiscales, registro FATCA y empresas extranjeras que desean hacer negocios en los Estados Unidos. Alicea habla español con fluidez y tiene un conocimiento práctico del portugués.

Alicea es miembro activo de la Society of Trusts & Estates Practitioners (STEP), el New York State Society of Certified Public Accountants (NYSSCPAs), el American Institute of Certified Public Accountants (AICPA) y la International Fiscal Association (IFA), es miembro de Clarkson Hyde Global, una asociación mundial de contadores, auditores, especialistas fiscales y asesores financieros y de Global Referral Network (GRN).

Distintivamente en el 2020, Alicea recibió el prestigioso premio de NYSSCPA Forty Under 40. Ella fue seleccionada como alguien que posee notorias habilidades y está haciendo una clara diferencia en el sector de contabilidad.
 
En 2021 y 2022, Alicea fue la ganadora de oro y plata, respectivamente, de los premios de Powerwomen de Citywealth en la categoría de Estados Unidos – Mujer del Año – Crecimiento Empresarial (boutique). En 2023 continuó su racha ganadora al recibir oro en la categoría de Empresa del Año Liderazgo Femenil (boutique). Además, actualmente Alicea figura en el Directorio Elite Global 2023, el cual es un directorio anual exclusivo de los abogados y asesores patrimoniales destacados del mundo asesorando clientes de patrimonio neto ultra alto.

Por favor note que: Este contenido está intencionado únicamente con fines informativos y no es un reemplazo de contabilidad profesional o servicios preparatorios de impuestos. Consulte a su propio profesional en contabilidad, legalidad y fiscalidad para asesoramiento relacionado a su situación individual. Cualquier copia o reproducción de nuestra presentación está expresamente prohibida. Cualquier nombre o situación que haya sido recreada para fines ilustrativos —cualquier similitud con la realidad es mera coincidencia.